Para qué sirve la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad permite a toda persona o autónomo solucionar definitivamente sus problemas de liquidez y sus deudas.

Primero se presenta un expediente a los acreedores solicitando alcanzar un acuerdo de pagos, en función de los ingresos y gastos del deudor. En esta propuesta se plantea una condonación o reducción de las deudas y un plan de pagos que pueda asumir el deudor.

En caso de que los acreedores no acepten la propuesta de pagos ofrecida, acudiremos al Juzgado para presentar el concurso del cliente. En esta fase judicial podemos plantear distintas soluciones:

  1. Solicitar la exoneración y perdón total de las deudas.
  2. Presentar un plan de pagos en 5 años en función de la capacidad económica del cliente.
  3. Pagar el 25% de los créditos ordinarios, quedando perdonadas el resto de las deudas. 

Después de 5 años de aplicación práctica de esta Ley, les aseguro que es muy beneficiosa para los deudores de buena fe, que ven reducidas o exoneradas completamente sus deudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *